Cuando follas duro y rápido te pierdes muchas de esas sensaciones más sutiles, por lo que ahora quiero tomarme mi tiempo, para saborearlo. No la voy a follar, estoy haciendo el amor con ella. Lento, suave, dulce amor. No hay prisa. Amor.”

- Christian Grey

—Lo que siento por ti me asusta —susurro.
—A mí también —dice en voz baja y sin moverse.
—¿Y si me dejas?
Es una idea terrorífica.
—No me voy a ir a ninguna parte. No creo que nunca me canse de ti, Anastasia.

50 Sombras más Oscuras 

—Querías flores y corazones —murmura.
Apenas puedo creer lo que estoy viendo.
—Mi corazón ya lo tienes. —Y hace un gesto abarcando la habitación.
—Y aquí están las flores —susurro, terminando la frase por él—. Christian,
es precioso.”

—50 sombras más oscuras

-Anastacia, eres muy guapa, toda tú. No bajes la cabeza como si estuvieras avergonzada. No tienes por qué avergonzarte, y te aseguro que es todo un placer poder contemplarlo.

Christian Grey 

Acepto las condiciones, Ángel, porque tú sabes cuál tiene que ser mi castigo. Lo único que te pido es… que no sea más duro de lo que pueda soportar.

50 Sombras de Grey 

Me hace sentir amada, porque a pesar de sus cincuenta sombras, tiene abundante amor para dar. ♡

E. L. James, 50 sombras liberadas 

—Me encanta el Christian filantrópico —murmuro.
—¿Solo ese?
—Oh, también el Christian megalómano, y el Christian obseso del control, y el Christian experto en el sexo, y el Christian pervertido, y el Christian romántico y el Christian tímido… La lista es infinita.
—Eso son muchos Christians.
—Yo diría que unos cincuenta.
Ríe.
—Cincuenta Sombras —dice contra mi pelo.
—Mi Cincuenta Sombras.

Anastasia y Christian (50 sombras liberadas - E. L. James)

Te quiero durmiendo conmigo. No tengo pesadillas cuando estás conmigo.

Christian Grey 

Tengo muchas más sombras que luces. Cincuenta sombras más.

50 sombras de Grey 

—¿Qué? —me grita otra vez.
—Tú.
—¡Oh, Anastasia! Eres la mujer más frustrante que he conocido en
mi vida.

50 sombras de Grey