Él preguntó: ¿bailarías para mí? Y ella sonrió, miró al piso y contestó: si te conviertes en alguien especial, prometo bailarte todo lo que gustes y créeme, me esforzaré tanto que será especial.
Me lastimaron tanto que cuando me acerco demasiado a alguien comienzo a inventarle miles de defectos imaginarios para convencerme a mí misma de que no vale la pena arriesgarse de nuevo. Me convirtieron en una mentirosa, en una miedosa, en una escapista… me convirtieron en la soledad propia.
— Vireny G2 (via guiral)
Todo lo relacionado con la forma en que me hace sentir es absolutamente aterrador. La forma en que mi corazón quiere ser sostenido por él es aterradora. La forma en que mis rodillas parecen olvidarse cómo mantenerme de pie es aterradora. La forma en que mi boca quiere ser reclamada por la suya es aterradora.
— Colleen Hoover (via letrastextualmente)
© T H E M E